Cita con la paz sobrante

Así el horizonte: la mesa ya casi desierta, campo honrado de restos, vino y salsas, migas de pan y trocitos de turrón. Alguien se ha entretenido en construir proyectiles de mazapán, aquí y allá, mientras esperaba, quizás aburrido, el desenlace. Como edificios abandonados, se erigen botellas y copas; hay servilletas dejadas de cualquier manera, serían los lustres de un asunto milenario. Hemos dado cuenta de guisos, monstruos marinos y caldos rojos, sangre. Observamos con disciplina la dimensión binaria del destino: un trabajo entre el bien y el mal, y la necesidad de celebrar.

Jesucristo ya ha nacido. Y el erotismo con él, también. Al fondo de la mesa, con las camisas descansadas y los pelos alborotados, dos hombres, copa en mano, mantienen una conversación casi silenciosa, un rumor del brillo que se va. Ocupa la casa el sosiego tras una noche blanca, imposible juventud. La gente ha hecho sus corrillos, en el sofá, en los sillones, en el suelo sobre la alfombra, en un pequeño salón contiguo. Y quedan esos dos hombres como una buena esperanza, mansos, deseando que la novela se haga eterna, nunca se acabe la copa de brandy y las cosas, en general, tengan la misma música de vidrio, el tono dorado.

Viene la Navidad y, a muchos todavía, parece agradarnos. Uno está estrictamente pervertido, mas las fechas permanecen destiladas en la memoria como un rescate, la niñez, antes de empezar a repetirla siendo adultos, con las groserías de adultos. La costumbre de las fiestas puede ser aguada, anquilosa, molesta e insoportable para otros tantos. Forma parte todo del mismo evento, del mismo desencanto y pasión. Se soporta la Navidad en la medida en que se aguantan familiaridades, propias y ajenas. Liturgia de gran consumo, letanía del capitalismo: regalos inapetentes, comilonas y mucho azúcar, líquido o compacto, ansiolítico para el rebaño. Esbozo hipertrofiado de nuestra civilización, rendida de admirar y aplaudir. Vendrá la Navidad, una cita con la paz sobrante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s